Derecho a la identidad

La identidad es un derecho, por ende las autoridades están obligadas a llevar un registro adecuado de la población. En días recientes la Cámara de Diputados aprobó que la primera acta de nacimiento sea gratuita, es decir, que no tenga costo, como un mecanismo de legitimidad hacia esta iniciativa. La identidad es un factor de trascendencia en las sociedades debido a que es lo que nos acredita como ciudadanos de un país, en este caso México. El hecho de que este trámite sea gratuito implica que la identidad es un derecho que se garantizará en todo el país, haciendo modificaciones a leyes locales en las que se requería de una tarifa para este servicio.

Como un derecho la identidad, puede dejar de ser una problemática en comunidades rurales, en donde este trámite en ocasiones no se hace, ya sea por condiciones de marginación o bien por falta de información y acceso a un derecho ciudadano. El derecho a la identidad corresponde por adscripción a todos los nacidos en un país en el que se pretende erradicar la marginación y dar certidumbre de identidad a los ciudadanos. Es por eso que la gestión de políticas como está demuestra que la sociedad mexicana se encuentra en transición, en la espera de que la cámara baja de su visto bueno, esta reforma da una amplía promoción al derecho de la identidad y a su registro de manera inmediata al nacer, ya que se le adscribe la ciudadanía.

Mediante esta iniciativa el estado da garantía del cumplimiento de estos derechos, sin duda un éxito en primera instancia en el que organizaciones como Appleseed trabaja para que todos los ciudadanos, en especial los grupos vulnerables cuenten con el derecho a la identidad y a la ciudadanía son fundamentales y básicos, no solo en la sociedad mexicana.